Noticias

4 mayo 2021

Comunicaciones por satélite: ¿Cuál es la diferencia entre LEO, MEO and GSO?

Comunicaciones por satélite: ¿Cuál es la diferencia entre LEO, MEO and GSO?

Últimamente hemos hablado mucho sobre la tecnología de comunicaciones terrestres. Sin embargo, no es el único tipo de tecnología de comunicaciones con la que trabajamos en Darwin. Hoy hablaremos de los diferentes tipos de órbitas de satélites.

Últimamente hemos hablado mucho sobre la tecnología de comunicaciones terrestres. Se puede ver en nuestros artículos sobre la historia de la tecnología móvil o sobre las aplicaciones de 5G. Sin embargo, no es el único tipo de tecnología de comunicaciones con la que trabajamos en Darwin. Nosotros habilitamos una conectividad segura aprovechando elementos de transmisión tanto terrestres como espaciales. Hoy hablaremos de los diferentes tipos de órbitas de satélites. ¿Cómo entran los satélites en órbita? Los satélites son llevados al espacio por cohetes y desplegados a altas velocidades, viajando alrededor de la Tierra a miles de kilómetros por hora.  La fuerza gravitacional de la Tierra evita que el satélite se pierda por el espacio, y la velocidad del satélite evita que sea arrastrado hacia la superficie. Esta combinación hace que el satélite este en órbita, dando vueltas constantemente alrededor del planeta. ¿Qué es LEO? Las siglas LEO (low Earth orbit) se refieren a “órbita terrestre baja”. Los satélites LEO orbitan a en una franja entre 160 km y 1.000 km de altura sobre la superficie del planeta, o entre 160 km y 2.000 km según otras referencias. La fuerza gravitacional de la Tierra se vuelve más fuerte cuanto más cerca se esté. Debido a esto, los satélites LEO, al estar relativamente cerca de la Tierra, tienen que moverse muy rápido, para poder contrarrestar la gravedad. Por ejemplo, la Estación Espacial Internacional (ISS), a una altitud relativamente baja de 400 km, se mueve aproximadamente a 27.600 km por hora y orbita la Tierra unas 16 veces al día. Los satélites geoestacionarios, a una altitud mucho mayor de 35.786 km, se mueven a menos de la mitad de esa velocidad: unos 11.000 km por hora. ¿Qué es MEO? Las siglas MEO (medium Earth orbit) se refieren a “órbita terrestre media”, y hace referencia a los satélites que orbitan la Tierra entre los niveles LEO y GSO. Al no haber un acuerdo sobre si LEO termina en 1.000 o 2.000 km, se puede considerar que algunos satélites están en LEO o MEO, según la definición que se utilice. ¿Qué es GSO? ¿Cuál es la diferencia entre GSO y GEO? Seguramente haya oído hablar de satélites GSO y GEO en contextos similares. Estos términos se superponen, pero no son idénticos. Las siglas GSO (geosynchronous orbit) se refieren a “órbita geosincrónica”, esto quiere decir que, la órbita del satélite está sincronizada con la rotación de la Tierra. En otras palabras, la Tierra tarda un día en completar una vuelta, al igual que el satélite OSG que tarda un día en completar una órbita a la Tierra. Las siglas GEO (geostationary equatorial orbit) se refieren a “órbita ecuatorial geoestacionaria”. Este es un tipo de satélite GSO que sigue el ecuador, viajando en la dirección de rotación de la Tierra. Los satélites en GEO siempre parecen estar en el mismo lugar en relación con la Tierra, por ejemplo, a medida que la Tierra gira, un satélite GEO sobre Brasil seguirá moviéndose, por lo que permanecerá sobre Brasil. Todos los satélites GSO (incluidos los satélites GEO) se encuentran aproximadamente a 35.786 km sobre la Tierra: la única altitud a la que se puede mantener la órbita geosincrónica. ¿Hay satélites HEO? Teniendo en cuenta que existen satélites de órbita baja y media, es de esperar que habrá un satélite de órbita alta, o HEO. El acrónimo HEO a veces se usa para satélites, pero no significa “órbita terrestre alta”. HEO es la abreviatura para “órbita altamente elíptica”, quiere decir, órbitas en las que, en lugar de permanecer en todo momento más o menos a la misma altura sobre la Tierra, el satélite está más cerca del planeta en algunos puntos de su órbita que en otros. Los satélites con órbitas elípticas pasan más tiempo sobre algunas zonas del planeta que sobre otras, lo que resulta útil para las comunicaciones. ¿Cuáles son las diferencias prácticas entre LEO, MEO y GSO? La altitud de un satélite puede afectar en varios aspectos. Por ejemplo: Coste de lanzamiento. Viajar a mayores altitudes requiere cohetes más potentes y caros, y más combustible, por lo que, los satélites de baja altitud son más baratos de lanzar. Este ahorro puede darse varias veces; por ejemplo, la órbita baja de la ISS hace que cada vez que se envía una nave de suministros el coste sea menor. Coste del satélite. Los satélites de baja altitud suelen ser más pequeños y menos potentes, y por lo tanto más baratos, ya que no tienen que transmitir señales tan lejos como lo hacen los satélites de gran altitud. Función. Algunas órbitas son más útiles que otras dependiendo del propósito del satélite. Por ejemplo, los satélites diseñados para observar o fotografiar la Tierra suelen estar en órbitas relativamente bajas. Capacidad para ofrecer una cobertura consistente o amplia. Debido a que tienen que moverse rápido, un satélite LEO no permanece en una ubicación específica mucho tiempo, por lo que se necesitarían varios satélites para poder ofrecer una cobertura segura en esa ubicación. Los satélites GEO permanecen en la misma posición, y su gran altitud hace que puedan cubrir un área mayor, pero solo pueden colocarse sobre el ecuador. Cuanto más lejos esté del ecuador, menos útiles serán los satélites GEO. Latencia. Las señales tienen que viajar hacia y desde satélites, por tanto, una persona que se conecta a un satélite a gran altitud puede notar retrasos un poco más prolongados en la recuperación de información. Deterioro orbital. Los satélites en órbita baja pueden encontrar resistencia atmosférica, ralentizándolos y permitiendo que la gravedad los acerque a la Tierra. Cuanto más bajos estén, mayor es la resistencia y más rápido decae su órbita. Esto significa que los satélites LEO suelen tener que reiniciarse, usando sus propios motores u otra nave espacial para restaurar su velocidad y la altitud, o reemplazarse por otro. Las dos opciones son caras. En 2010, Ad Astra Rocket Company estimó que mantener la ISS en una órbita estable, requiere múltiples reinicios al año con un coste anual de $ 210 millones. Número máximo de satélites. El número de satélites GEO que pueden orbitar a la vez tiene un límite, ya que están a una altura específica (35.786 km) y necesitan recorrer una ruta específica (el ecuador). En el artículo publicado en el año 2000 en la revista “Berkeley Technology Law Journal”, de Lawrence D Roberts y titulado “A Lost Connection”, su autor estima que el ecuador solo puede albergar hasta 1.800 satélites GEO, y que muchas de esas 1.800 posibles posiciones no serían útiles. Actualmente, hay más de 500 satélites GEO activos. Según la UCS, actualmente hay más de 3.000 satélites operativos orbitando. Se han hecho grandes avances desde que la Unión Soviética lanzó el primer satélite artificial, Sputnik 1, en 1957. En las siguientes publicaciones, veremos con más detalle para qué se utilizan realmente estos satélites. Darwin Innovación es una empresa con sede en Málaga que proporciona servicios relacionados con vehículos autónomos y comunicaciones terrestres y por satélite. Si estás interesado en trabajar con nosotros, puedes echar un vistazo a nuestra página de empleo. Si quieres saber cómo podemos ayudar a su empresa a utilizar vehículos autónomos, contáctanos.
Leer másless

20 abril 2021

Las posibilidades del 5G

Las posibilidades del 5G

En una publicación reciente, hablamos sobre la tecnología móvil y sobre las diferencias entre sus generaciones. Además, vimos las posibilidades que la tecnología 5G puede ofrecer más allá de los teléfonos móviles. En este artículo las analizaremos en detalle.

En una publicación reciente, hablamos sobre la tecnología móvil y sobre las diferencias entre sus generaciones. Además, vimos las posibilidades que la tecnología 5G puede ofrecer más allá de los teléfonos móviles. En este artículo las analizaremos en detalle. 5G y transporte Estamos cerca de avances emocionantes en la industria de: automóviles sin conductor, carreteras inteligentes, entretenimiento inmersivo en el automóvil, mejoras en la seguridad y reducciones en el impacto ambiental. La tecnología del 5G es la que impulsa estos cambios. El 5G es importante para los vehículos autónomos, ya que necesitan procesar y transmitir grandes cantidades de información y poder comunicarse entre sí en tiempo real. Hay algunas formas interesantes en la que los vehículos autónomos con 5G pueden cambiar la conducción. Por ejemplo, puede comenzar a ver vehículos que viajan inusualmente muy cerca. La mayoría de las reglas de conducción que existen actualmente se basan en que los coches los conduce un humano. Por ejemplo, debe dejarse una distancia de al menos dos segundos entre su automóvil y el de delante, por si este se detiene repentinamente. Como conductor, necesitas tiempo para darte cuenta de que el automóvil que está delante se detiene, tiempo para reaccionar, frenar, y tiempo para que los frenos detengan el automóvil. En cambio, si un vehículo autónomo se puede conectar al que está delante a través de 5G, no necesitará tiempo para identificar que el vehículo que está delante está frenando. La baja latencia de 5G permite que la información pueda ser enviada por un vehículo y recibida por otro casi en el mismo instante. Esto permite que dos (o más) vehículos conectados aceleren o frenen simultáneamente, marcando el ritmo el que está delante. En otras palabras, con la tecnología 5G, los vehículos autónomos pueden realizar acciones que serían de riesgo o imposibles para un conductor humano de forma segura, liberando espacio en la carretera. Hay otras formas en que la tecnología 5G puede beneficiar a los conductores. Por ejemplo, sensores o cámaras de carretera podrían enviar información sobre el tráfico a los semáforos 5G. Si estos semáforos tienen información en tiempo real del tráfico, pueden ajustar sus tiempos para que sean lo más eficiente posible, en lugar de cambiar en un tiempo preprogramados. En Pittsburgh, Pensilvania, la Universidad Carnegie Mellon realizó varios experimentos con señales de tráfico inteligentes y descubrió que podrían llevar a mejoras sustanciales tanto para los conductores como para el medio ambiente, reduciendo el tiempo de espera en un 40% y las emisiones en un 21%. Este experimento se realizó en 2012 y, por lo tanto, anterior al 5G, pero nos permite mostrar como se puede utilizar la tecnología para transformar las carreteras de forma segura para todos. Usos médicos de la tecnología 5G Durante la pandemia de COVID-19, muchas personas tuvieron problemas debido a la conexión lenta a Internet cuando intentaban teletrabajar y en particular, al hacer videollamadas. Para consultas médicas remotas, es importante tener una conexión que pueda transmitir una gran cantidad de datos muy rápidamente. Después de todo, es difícil diagnosticar un problema mediante una videollamada de baja definición; el video debe ser de alta calidad para que el médico pueda ver claramente cualquier síntoma visible. En situaciones como esta, la gran capacidad de transmisión de datos de 5G es muy importante. Si se pudiese hacer chequeos mediante videollamada, esto podría ahorrarles tiempo a los médicos de cabecera sobrecargados, mejorar la salud de las personas que no viven cerca de un hospital y para los pacientes más vulnerables reducir el tiempo en salas de espera, donde podrían estar expuestos a enfermedades de transmisión por aire. O2 tiene un video que explica como se puede usar el 5G en “ambulancias inteligentes”, ayudando a los técnicos de la ambulancia a comunicarse con especialistas médicos en otros lugares. Esto reduce la tensión en los hospitales, ya que en algunos casos el paciente puede ser tratado en la propia ambulancia y permite una respuesta más rápida a las emergencias médicas, como los accidentes cerebrovasculares. Con proyectos como este, 5G se puede utilizar para salvar vidas. 5G en otras industrias: Solo hemos mencionado algunos ejemplos para explicar de forma general las distintas aplicaciones del 5G, pero hay muchas áreas en las que el 5G puede ofrecer mejoras específicas. Por ejemplo, hablamos sobre aplicaciones de drones. Muchas de estas (filmación, fotografía aérea, elaboración de mapas, recopilación de información ambiental, etc.) implican la transferencia de una gran cantidad de datos, que 5G puede gestionar. 5G también podría ayudar a los drones de entrega autónomos a comunicarse, evitar interceptarse entre sí y navegar hacia su destino. Si estás interesado en obtener más información sobre el potencial del 5G, Solutions Navigator de O2 muestra una gran variedad de ejemplos en las que el 5G podría ser útil. En su informe de 2021 “The Impact of 5G on the European Economy”, Accenture predice enormes beneficios económicos a partir del potencial de 5G para crear nuevas industrias, mejorar la productividad y mejorar los productos y servicios: 'Entre 2021 y 2025, 5G generará hasta 2 billones de Euros en nuevas ventas en todas las industrias principales de la economía europea. Durante este período de tiempo, 5G creará o transformará hasta 20 millones de puestos de trabajo y generará hasta 1 billón de euros en el PIB'. La tecnología 4G fue un gran paso adelante que potenció las actividades en línea que a veces necesitaban una conexión más rápida que con 3G: por ejemplo, transmisión de video o juegos. El potencial de 5G es muy diferente. Su gran velocidad permite ofrecer muchas aplicaciones, convirtiéndola en una herramienta valiosa para múltiples industrias. El ámbito del 4G es Internet, pero el del 5G es el mundo. Hemos llegado al momento actual, pero habrá más por venir en esta serie de artículos sobre conectividad. En un futuro próximo, hablaremos de las posibilidades de 6G y de la tecnología satelital. Darwin Innovación es una empresa con sede en Málaga que proporciona servicios relacionados con vehículos autónomos y comunicaciones terrestres y por satélite. Si estás interesado en trabajar con nosotros, puedes echar un vistazo a nuestra página de empleo. Si quieres saber cómo podemos ayudar a su empresa a utilizar vehículos autónomos, contáctanos.
Leer másless

12 abril 2021

La web de Darwin ya está disponible en español

La web de Darwin ya está disponible en español

¡Nos complace anunciar que la web de Darwin ya está disponible en español! Puedes cambiar de idioma en el menú (en la parte superior derecha de cada página).

¡Nos complace anunciar que la web de Darwin ya está disponible en español! Puedes cambiar de idioma en el menú (en la parte superior derecha de cada página). Muchas gracias a Leticia, nuestra traductora, por su gran trabajo preparando los textos al español. Notaréis que todavía quedan algunos temas pendientes de traducción al español; por ejemplo, las publicaciones del blog que están en inglés. Estamos traduciendo lo que queda pendiente para tener la versión en español lo antes posible. Vamos a abrir una oficina de Darwin en Málaga, con unas nuevas y excelentes instalaciones. Esperamos poder mostrarlas pronto. Darwin Innovación es una empresa con sede en Málaga que proporciona servicios relacionados con vehículos autónomos y comunicaciones terrestres y por satélite. Si estás interesado en trabajar con nosotros, puedes echar un vistazo a nuestra página de empleo. Si quieres saber cómo podemos ayudar a su empresa a utilizar vehículos autónomos, contáctanos.
Leer másless

6 abril 2021

¿Cuál es la diferencia entre 3G, 4G y 5G?

¿Cuál es la diferencia entre 3G, 4G y 5G?

A diario la mayoría solemos usar la tecnología 4G o 5G, por ejemplo, para conectarnos a Internet con el teléfono. Pero ¿qué son estas tecnologías? ¿Cómo funcionan el 3G, 4G Y 5G y cuáles son las diferencias entre ellos? Responderemos aquí.

A diario la mayoría solemos usar la tecnología 4G o 5G, por ejemplo, para conectarnos a Internet con el teléfono. Pero ¿qué son estas tecnologías? ¿Cómo funcionan el 3G, 4G Y 5G y cuáles son las diferencias entre ellos? Responderemos aquí. ¿Qué significa la ‘G’ en ‘5G’? Para el 3G, 4G y 5G, la G significa “generación”. Por ejemplo, 5G significa “quinta generación”. Puede parecer un poco confuso. ¿La quinta generación de qué? Las generaciones se refieren a la tecnología de las telecomunicaciones móviles. “Móvil” quiere decir inalámbrico, es decir, que es capaz de moverse, no se refiere solo a los teléfonos móviles. Los teléfonos móviles son el hardware más común que hace uso de esta tecnología, por lo que haremos varias referencias sobre ellos, pero además veremos que tienen otras muchas aplicaciones. Por ejemplo, los vehículos autónomos y conectados (VAC) pueden hacer uso del 5G para comunicarse entre sí. Una vez conectados, los vehículos autónomos pueden alertarse entre sí sobre accidentes o tráfico, permitiéndoles cambiar sus rutas para evitar atascos. ¿Cómo funciona la tecnología móvil? Las redes de Comunicaciones terrestres, como las redes 3G, 4G y 5G se basan en antenas para recibir y transmitir señales. Seguramente, hayas visto una antena 4G. Como se encuentran principalmente a nivel del suelo o bien en la parte superior de los edificios, se denominan terrestres. Por el contrario, las redes de satélites retransmiten señales utilizando satélites en el espacio. Tu teléfono móvil convierte información, como puede ser tu voz en el caso de una llamada o una solicitud a una página web, en ondas de radio. El móvil envía estas ondas a la antena más cercana La antena procesa la información de tu teléfono y la transmite a donde necesita ir; se conecta a Internet en tu nombre, transmite una señal al dispositivo con el que estás tratando de contactar. Puede ser necesarias conexiones entre varias antenas, si, por ejemplo, quieres llamar a alguien que no está dentro del alcance de tu antena. Posteriormente la antena recupera la respuesta y la envía a tu móvil. Las redes creadas por las antenas conectadas se denominan redes celulares, porque cada antena proporciona conectividad a un área definida o bien “celda”. Una breve descripción de las generaciones móviles Las generaciones se limitan a la tecnología móvil. En específico, se aplican a la tecnología basada en redes celulares, por lo que los primeros radioteléfonos no encajan en esta clasificación, aunque suelen referirse a ellos como 0G. Llevaría mucho tiempo repasar todas las diferencias entre las distintas generaciones de tecnologías, por lo que haremos una breve descripción. 1G se refiere a la tecnología detrás de los teléfonos móviles de la primera generación de la década de 1980. Antiguamente no se le llamaba 1G; el nombre surgió después de que se introdujera el 2G. A diferencia de las generaciones posteriores que son todas digitales, los dispositivos 1G usaban ondas de radio analógicas para transmitir información. 2G se refiere a la tecnología que se utilizaba en los teléfonos móviles digitales de la década de 1999, que permitió por primera vez enviar mensajes de texto e imágenes entre teléfonos. Neil Papworth, fue el ingeniero que envió el primer mensaje de texto SMS el 3 de diciembre de 1992. Papworth usó una computadora, ya que los teléfonos aún no tenían teclados, pero Richard Jarvis de Vodafone recibió el mensaje en su teléfono móvil, un Orbitel 901 el mensaje ponía “Feliz Navidad”. Aunque los dispositivos 2G ya podían conectarse a Internet era a velocidades muy lentas, por ello, las redes 3G, introducidas en 2001, ayudaron a que el acceso a Internet móvil fuera más generalizado y mucho más rápido. La mayor capacidad de datos de 3G se podía usar, por ejemplo, para videollamadas o ver vídeos de resolución relativamente baja en dispositivos inalámbricos. La tecnología de 4G se introdujo en 2009 y todavía se confía mucho en ella, a pesar de la introducción de 5G. Las tecnologías 2G Y 3G marcaron cambios muy importantes en lo que considerábamos que los teléfonos eran capaces de hacer: 2G hizo el cambio de señales analógicas a digitales e introdujo la mensajería de texto; 3G popularizó el uso de Internet móvil, pero la principal diferencia entre 3G y 4G fue la velocidad. 4G es hasta cinco veces más rápido que 3G, lo que lo hace mucho más útil para transmitir y jugar juegos: actividades que muchos de nosotros consideramos muy valiosas el año pasado. 5G: ¿Dónde estamos ahora? 5G es la generación más reciente y los proveedores de servicios móviles empezaron a presentarla en 2019. Su capacidad de datos es mucho más alta que la del 4G, lo que la hace mucho más rápida y capaz de adaptarse a más usuarios a la vez. Sin embargo, esa alta capacidad se obtiene en parte mediante el uso de ondas de radio de alta frecuencia. Aunque pueden transportar más información, las señales de alta frecuencia no pueden viajar tan lejos como las señales a una frecuencia más baja, por lo que se requieren más antenas para llevar cobertura a la misma área. Las señales de alta frecuencia también pueden tener dificultades para atravesar obstáculos, como paredes, por lo que es necesaria una inversión gradual para construir una cobertura 5G en interiores. El gasto y el tiempo de establecer una cobertura completa, en interiores o en exteriores, ayuda a explicar por qué el 4G todavía domina el uso de teléfonos móviles. Los proveedores de servicios móviles como O2 están invirtiendo en infraestructura 4G para admitir a los usuarios de 4G y para asegurarse de que los dispositivos 5G aún puedan conectarse a redes 4G cuando 5G no pueda estar disponible. Se espera que las tecnologías 4G y 5G coexistan en el futuro. Entonces, si el 4G es la tecnología móvil que predomina, ¿por qué estamos tan centrados con el 5G? Como mencionamos antes, esta tecnología no se aplica exclusivamente a teléfonos móviles. La alta capacidad de datos de 5G permite que edificios, vehículos y robots se puedan enviar grandes cantidades de datos entre sí casi instantáneamente, y eso sería un gran avance tecnológico. Hablaremos más detalladamente sobre los nuevos caminos en publicaciones futuras. Durante las próximas semanas, hablaremos sobre el potencial de 5G para carreteras inteligentes, coches VAC, atención médica, y lo que podemos esperar del 6G. Darwin Innovación es una empresa con sede en Málaga que proporciona servicios relacionados con vehículos autónomos y comunicaciones terrestres y por satélite. Si estás interesado en trabajar con nosotros, puedes echar un vistazo a nuestra página de empleo. Si quieres saber cómo podemos ayudar a su empresa a utilizar vehículos autónomos, contáctanos.
Leer másless

23 marzo 2021

¿Cuáles son los niveles de automatización de la conducción?

¿Cuáles son los niveles de automatización de la conducción?

¿Qué hace que un vehículo sea autónomo? No es una pregunta sencilla. Si un coche puede conducirse solo en la mayoría de las situaciones, pero se necesita una persona al volante en caso de emergencia, ¿podemos decir que es un vehículo autónomo?

Para abordar este problema, SAE, (una sociedad global de desarrollo de estándares de ingeniería) creó una clasificación de distintos niveles de conducción autónoma. Una escala de seis niveles que se usa para clasificar el nivel de autonomía y que va de 0 a 5. A continuación, vamos a analizar en detalle estos seis niveles de autonomía del vehículo.

¿Qué hace que un vehículo sea autónomo? No es una pregunta sencilla. Si un coche puede conducirse solo en la mayoría de las situaciones, pero se necesita una persona al volante en caso de emergencia, ¿podemos decir que es un vehículo autónomo? Para abordar este problema, SAE, (una sociedad global de desarrollo de estándares de ingeniería) creó una clasificación de distintos niveles de conducción autónoma. Una escala de seis niveles que se usa para clasificar el nivel de autonomía y que va de 0 a 5. A continuación, vamos a analizar en detalle estos seis niveles de autonomía del vehículo. Nivel de autonomía del vehículo 0 El nivel más bajo de autonomía del vehículo es el nivel 0. Se podría esperar que un vehículo de nivel 0 no tenga ninguna característica autónoma, pero en realidad tiene varias funciones menores para apoyar o advertir al conductor. Por ejemplo, el frenado automático de emergencia cuando el vehículo detecta que está a punto de chocar, o sensores de proximidad que advierten al conductor de obstáculos al aparcar. El conductor se encarga de conducir todo el tiempo. El vehículo puede advertir o tomar medidas rápidas en situaciones de emergencia, pero no puede realizar por si solo las funciones diarias de conducción: aceleración, dirección y frenado. Sin el conductor, el vehículo no podría moverse. Nivel de autonomía del vehículo 1 En el nivel 1, un vehículo tiene funciones que ayudan al conductor con el control de la dirección o con el control de la velocidad (por ejemplo, con la aceleración y el frenado). Por ejemplo, un vehículo puede tener control del crucero adaptativo. Esto le permite detectar cualquier vehículo delante de él en la carretera y así adaptar su velocidad para mantener una distancia segura. Este sería un vehículo de nivel 1, a no ser, que además tenga otras funciones autónomas que entonces pasaría a ser de nivel 2. De nuevo, las funciones autónomas ayudan, pero una persona sigue conduciendo el vehículo en todo momento. El control del crucero adaptativo puede facilitar los viajes largos, pero no puede conducir un automóvil por sí solo. Nivel de autonomía del vehículo 2 En el nivel 2, un vehículo tiene funciones que ayudan al conductor con el control de la dirección o con el control de la velocidad. Por ejemplo, un vehículo de nivel 1 puede tener control del crucero adaptativo. Si a eso se le añade una función de dirección automática que mantiene el automóvil centrado en el carril, entonces pasaría a ser el nivel 2. En el nivel 2, aún no se puede decir que el vehículo sea capaz de conducirse por sí solo, aunque pueda recorrer cierta distancia sin intervención. Hay situaciones en las que el vehículo no podrá responder apropiadamente, por ejemplo, acercarse a un semáforo. Es responsabilidad del conductor supervisar las funciones automatizadas del vehículo en todo momento. Como conductor debe mantener las manos en el volante, estar atento a su entorno y estar preparado para actuar en cualquier momento. La línea divisora entre la ayuda del conductor y la conducción automatizada Los niveles de autonomía definidos por SAE se clasifican en dos conjuntos de tres: de 0 a 2 y de 3 a 5. En los niveles anteriores que hemos analizado, las funciones automatizadas son funciones que ayudan al conductor. Hasta el nivel 2, el conductor es el responsable del vehículo en todo momento. Debe estar alerta y atento constantemente, mantener las manos en el volante y la vista en la carretera. El vehículo puede ayudar, pero no puede conducirse por sí solo; ese es su trabajo. A partir del nivel 3; no hace falta conductor. La persona está ahí para ayudar a los sistemas automatizados, no al revés. En los niveles 0, 1 y 2, el vehículo ayuda al conductor, en lugar de conducirlo él mismo. En los niveles 3, 4 y 5, el vehículo es capaz de conducirse de forma automática. Nivel de autonomía del vehículo 3 En los niveles anteriores, hay un conductor responsable en todo momento. En algunos casos, un vehículo de nivel 3 puede manejarse por sí solo. Puede dirigir, frenar, acelerar, controlar su entorno y reaccionar ante distintas situaciones. Por ejemplo, puede reconocer cuando un vehículo que se acerca va más lento, en este caso, puede tomar la decisión de adelantarlo y puede realizar la maniobra de adelantamiento él mismo. Este es el primer nivel en el que como como conductor, puede apartar la vista de la carretera. Sin embargo, un vehículo de nivel 3 solo puede conducirse en situaciones específicas y limitadas. Fuera de esas situaciones, el vehículo le pedirá que se haga cargo, por lo que deberá estar disponible para conducir en todo momento. SAE, pone como ejemplo, la Tecnología de Chófer de atasco de tráfico (Traffic Jam Chauffeur technology), este puede manejarse en atascos por debajo de una velocidad mínima. Durante el atasco, puede utilizar la tecnología y concentrarse en otras cosas. Pero, cuando haya salido del atasco, se le pedirá que se encargue de nuevo de la conducción. Nivel de autonomía del vehículo 4 En el nivel de autonomía del vehículo 4, el vehículo puede conducirse por sí solo sin intervenciones más allá de que se le de un destino. Puede encontrar su propia ruta a la vez que conduce, acelera, frena y está atento al tráfico según sea necesario. No podrá hacer esto en todas partes; si lo deja caer en medio del campo no podrá hacer nada. Pero, puede conducirse en áreas que estén mapeadas y monitorizadas, una vez que reciba la información necesaria. En los niveles anteriores, se necesitaba un conductor responsable en el vehículo, ya fuese para la conducción o para hacerse cargo cuando fuese necesario. En el nivel 4, puede subirse al vehículo y dejar que lo transporte incluso si no tiene licencia de conducir. Es más, no es necesario que haya una persona en el vehículo. Al no haber conductor hay nuevas posibilidades. Un vehículo de nivel 4, por ejemplo, podría servir como taxi sin conductor, capacitado para transportar personas por un área en particular. Puede viajar desde un final de trayecto hasta el siguiente cliente sin participación humana, y las personas que recoge no necesitan ser capaces de conducir. Nivel de autonomía del vehículo 5 Ahora son más bien casos especulativos. En el nivel 5, un vehículo es perfectamente autónomo. No necesita conductor, ni estar familiarizado con una zona y puede encontrar su propio camino a través de cualquier terreno. Un vehículo de nivel 5 debe poder manejar cualquier situación que pueda hacer un conductor. A primera vista, los niveles 4 y 5 pueden parecer muy similares. En ambos casos, el vehículo puede viajar completamente solo; la diferencia es que un vehículo de nivel 4 solo lo puede hacer en condiciones limitadas. De hecho, existe una gran diferencia entre el nivel 4 y el nivel 5. En el nivel 4, los sistemas autónomos tienen la información necesaria para operar en un área en particular. En el nivel 5, el vehículo debe responder a una situación por sí solo, sin ayuda. Esto hace que la autonomía del vehículo de nivel 5 sea un objetivo más lejano, pero se está trabajando en su desarrollo. ¿Dónde estamos ahora? Se están desarrollando varios cambios en el campo de la autonomía de los vehículos, algunos se están investigando en nuestro SatCom Lab. La tecnología de nivel 3 ya existe y la tecnología de nivel 4 está en proceso de desarrollo. Sin embargo, los vehículos autónomos solo se pueden conducir en vías públicas si la ley lo permite y la tecnología se debe probar y demostrar que es segura antes de que se puedan cambiar las regulaciones. Debido a esto hoy en día, en las carreteras del Reino Unido no se verá ningún vehículo por encima del nivel 2. Es posible que el nivel 2 no parezca tan impresionante, sobre todo si se considera que un vehículo es técnicamente capaz de conducir de forma automática a partir del nivel 3. Sin embargo, el nivel 2 es un logro importante. Es el primer punto en el que un vehículo puede viajar a cualquier distancia sin la participación del conductor más allá de monitorizar la situación. En el nivel 1, eres responsable de al menos un aspecto crucial y constante de la conducción, por ejemplo, el control de velocidad o la dirección. En el nivel 2, puedes activar las funciones automáticas en situaciones específicas, por ejemplo, viajando por un largo camino. Pero mientras están activas, puedes simplemente sentarte con las manos en el volante y permanecer alerta mientras tu vehículo te lleva. Tenemos un gran futuro por delante, pero merece la pena admirar por un momento lo lejos que hemos llegado. Ahora, gracias al trabajo de innumerables personas, la verdadera conducción automatizada está a la vuelta de la esquina y estamos desempeñando nuestro papel para lograrlo. Darwin Innovación es una empresa con sede en Málaga que proporciona servicios relacionados con vehículos autónomos y comunicaciones terrestres y por satélite. Si estás interesado en trabajar con nosotros, puedes echar un vistazo a nuestra página de empleo. Si quieres saber cómo podemos ayudar a su empresa a utilizar vehículos autónomos, contáctanos.
Leer másless
1 10 11 12 13 14

News tags